Se recuperan las pymes industriales bonaerenses: 10% de crecimiento interanual en las ventas de noviembre y más empleo que en 2019

El Centro de Investigación de la Producción y la Tecnología de la UNaB presentó su cuarto informe, donde muestra un crecimiento sostenido en el sector tras la pandemia. El empleo crece desde mayo de 2020 y la facturación interanual, desde febrero de 2021.

Hacia noviembre de 2021 las ventas industriales en las pymes bonaerenses se incrementaron un 10% respecto de noviembre del año anterior, en el marco de una recuperación sostenida del sector que lleva 10 meses, después de años de tendencia a la baja y, sobre todo, tras la caída producto de la pandemia. En el mismo período se crearon 18.500 nuevos puestos de empleo asalariado sólo en el sector industrial, lo que muestra ya no sólo una notoria recuperación tras la caída en la pandemia (tocando fondo en mayo de 2020) sino también en relación con los niveles de empleo industrial más altos que se habían registrado a lo largo de 2019.

Son todos datos arrojados por el cuarto informe (#4) del Centro de Investigación de la Producción y la Tecnología de la Universidad Nacional Guillermo Brown (CIPROT-UNaB), presentado en abril de 2022, en su análisis de la evolución del sector industrial minipyme en la provincia de Buenos Aires y en los tres corredores –correspondientes a las zonas Norte, Oeste y Sur– del conurbano.

El informe se basa en un relevamiento de la facturación mensual interanual y la evolución de los puestos de trabajo asalariados en las minipymes industriales de la provincia de Buenos Aires y, en especial, de los 24 distritos del conurbano bonaerense, con datos proporcionados desde el CEP XXI del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

Remontando una doble crisis

Para el sector industrial bonaerense la pandemia fue llover sobre mojado, tras un 2019 con caída sostenida del empleo donde se perdieron cerca de 20.000 puestos de trabajo, apenas amesetada hacia el último cambio de gobierno –en diciembre de ese año– alrededor de los 470.000 puestos de trabajo totales. En mayo de 2020 ya bajo el COVID-19 el empleo industrial tocó fondo (463.000 puestos totales) y a partir de allí comenzó a trepar con algunos altibajos, recuperando el nivel prepandemia hacia septiembre de ese año y, recién un año después –en septiembre de 2021–, empezó a superar los 488.000 puestos, que habían sido el nivel más alto alcanzado en 2019.

Según el informe del CIPROT-UNaB, en noviembre de 2021 el empleo industrial bonaerense alcanzó los 492.000 puestos de trabajo asalariado en empresas industriales del sector privado, lo que representa el mencionado crecimiento de 18.500 respecto de noviembre de 2020.

A la vez, cabe destacar que el aumento del 10% interanual en las ventas registradas en noviembre pasado se da respecto de una base que ya venía en ligero aumento (1%) en noviembre de 2020. Las enormes cifras de crecimiento interanual que se habían registrado, por ejemplo, en abril de 2021 (171%) se deben al profundo contraste con lo que sucedía un año antes, dado que en abril de 2020 –durante el piso marcado por la pandemia– las ventas industriales habían caído un 68% respecto de 2019, año en que ya venían bajando en valor relativo.

Ambos valores –el de crecimiento interanual, que se da, según el informe del CIPROT-UNaB, por décimo mes consecutivo, y el de puestos totales de trabajo– vienen en crecimiento sostenido, marcando una clara recuperación del sector industrial minipyme en el territorio bonaerense. El máximo histórico se había alcanzado en 2013, con más de 540.000 puestos de trabajo.

El “semáforo” industrial del conurbano

Como herramienta analítica el CIPROT-UNaB elaboró un “semáforo”, en el que cada uno de los 24 municipios del conurbano bonaerense aparece en diferente color, a lo largo de la línea de tiempo, según cuál haya sido el crecimiento interanual de las ventas de su sector industrial minipyme. Así, figuran en verde aquellos distritos donde la facturación alcanzó o superó la media del sector, en amarillo los que han crecido por debajo de ese valor o no han crecido, y virando hacia el rojo a medida que se registren caídas interanuales por debajo de -10%.

El gráfico muestra un “rojo” generalizado y uniforme en marzo de 2020 cuando se desató la pandemia por COVID, con caídas interanuales que rondaban el 70 y el 80 por ciento (82% en Lanús; 62% en Almirante Brown, para hablar del corredor sur). En adelante predominan los tonos amarillos –con raras excepciones como la del municipio de José C. Paz, en el corredor oeste, que en enero de 2021 tuvo un crecimiento interanual del 22%–, hasta marzo de 2021, en que todo el panorama se pinta de verde. En el tercer trimestre de ese año ese rápido crecimiento inicial empieza a moderarse para recuperar una nueva tendencia alcista, prácticamente uniforme, en noviembre de 2021. En el corredor productivo norte se destacaron en noviembre los crecimientos interanuales de las ventas de las minipymes industriales ubicadas en los partidos de San Miguel (20%), Tres de Febrero (14%), Malvinas Argentinas (11%) y San Isidro (10%). El resto (General San Martín, Tigre, Vicente López) viene un poco más en “amarillo”, con San Fernando registrando el crecimiento interanual más bajo, que de todas maneras es del 2%.

En el corredor productivo del oeste del Gran Buenos Aires hubo crecimientos pico en Ituzaingó (21%), Merlo (19%) y Morón (15%). Hurlingham, José C. Paz y la Matanza les siguen con crecimientos entre el 5 y el 10 por ciento, y Moreno fue el único partido del conurbano que presentó en noviembre una retracción interanual (-1%) en la facturación de las industrias minipyme. Berazategui, Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora y Ezeiza son los municipios del corredor sur cuyo sector industrial más creció interanualmente en noviembre (entre 13 y 15 por ciento). Almirante Brown tuvo un crecimiento del 5%, ligeramente por debajo de Esteban Echeverría, Florencio Varela y Quilmes.