Lunes 24 de agosto de 2020
Mitos y verdades del Covid

En el marco de las entrevistas que realizamos en el Instagram de la UNaB, la doctora Rocío Averanga, una de las médicas coordinadoras del Centro de Telemedicina que funciona en nuestra Universidad, nos brindó un panorama esclarecedor sobre los mitos y verdades del Covid 19.

Resaltó en primer lugar la inmensa labor que llevan adelante en el Centro de Telemedicina las/os voluntarias/os que atienden las inquietudes de la gente y realizan un acompañamiento telefónico a contactos estrechos de personas sospechosas o confirmadas de Covid.

“Es crucial encontrar a los contactos estrechos porque tal vez no saben que estuvieron con alguien positivo de Covid, y continúan con su vida normal y muy posiblemente estén contagiando sin saberlo.”, precisó la Doctora.

Enfatizó en las medidas de prevención que todos tenemos que llevar adelante con sumo cuidado y responsabilidad. Como usar el barbijo de manera correcta, tapando la nariz también. Lavarnos las manos con jabón concienzudamente durante 20 o 30 segundos cubriendo todas las superficies. Respetar la distancia social de 2 metros cuando estamos con otra persona. Y quitarnos el calzado y la ropa que estuvo en contacto con otros, al volver a nuestros hogares.

Con respecto a la donación de plasma nos aclaró que: “es muy necesaria, clave en el tratamiento cuando es el cuadro es moderado o grave. Pero sin embrago, aún es un protocolo de investigación, está en estudio y todavía no está validado a nivel nacional.”

Puntualizó que: “cualquiera que haya tenido coronavirus puede donar plasma. (sólo hay que tener en cuenta las mismas contraindicaciones que cuando alguien va a donar sangre) Un mes después o a los sumo dos de haberse recuperado del Covid, ya está en condiciones de donar plasma.”

Y remarcó que alguien que recibió plasma, después no puede donar.

Sobre otro mito del que últimamente se ha hablado mucho es el Dióxido de cloro. En este punto, Roció fue categórica: “el dióxido de cloro es una herramienta química para potabilizar el agua. ¡No es terapéutica! Es un químico para matar gérmenes, pero no puede ser ingerida por un ser humano, es muy peligroso! Y agregó: “La información oficial es fundamental para no consumir noticias erróneas que pueden ser muy dañinas para la salud.”

Por otro lado, sostuvo que no hay que relajarse en caso que alguien haya tenido la enfermedad y se haya recuperado, pues se registraron casos que volvieron a contagiarse. Por lo tanto, remarcó la necesidad de ser muy cautelosos en ese tema.

Destacó además la tarea solidaria de los voluntarios que colaboran en el Centro de Telemedicina y alentó a todas y todos los estudiantes que se sumen a participar. Lo pueden hacer escribiendo a: voluntarios@unab.edu.ar

Te invitamos a ver y disfrutar la charla completa y agradecemos una vez más a la Doctora Rocío Averanga por aclarar dudas y puntualizar los cuidados acerca del Covid 19.

Acerca del Centro de Telemedicina de la UNaB

¿Qué son los Centros de Telemedicina?

En el marco de un Plan Provincial para la detección precoz y seguimientos de contactos estrechos de personas sospechosas o confirmadas de Covid, los Centros de Telemedicina son dispositivos para aumentar la capacidad operativa y de apoyo a los seguimientos que se realizan en los Municipios.

El Objetivo de cada uno de estos Centros es realizar acompañamiento telefónico de contactos estrechos de personas con COVID-19, para brindarles recomendaciones de cuidados durante el aislamiento estricto y detección precoz de casos sospechosos.

Funcionan gracias a la solidaridad y compromiso de las/os voluntarias/os que realizan seguimiento telefónico a contactos estrechos, disponiendo de la supervisión presencial por Coordinadores calificados y médicos.

El Centro de Telemedicina de la UNaB funciona de lunes a sábados en el horario de 9 a 18 hs divididos en dos turnos.

Hay muchos estudiantes de la Universidad participando y colaborando en este Proyecto.
Si querés ser voluntario, sumate, te esperamos! Escribinos a: voluntarios@unab.edu.ar

Compartimos el testimonio de una de nuestras voluntarias

Mi nombre es Soledad Sánchez, estoy cursando el primer año de la Tecnicatura en acompañamiento terapéutico y formo parte del grupo de voluntariado universitario del Centro de Telemedicina de la Unab.

Pertenecer a este grupo te hace sentir útil. No es lo mismo aprender de un libro que de la vida real y de esta manera te sumergís en la experiencia y aplicás tus conocimientos y capacidades. Y además, despierta tu sensibilidad por los problemas sociales que estamos atravesando.

Invito a mis compañeros y a la sociedad a ser parte del voluntariado porque es súper gratificante, “donás una parte de vos”, de tu tiempo a los demás. Te da una enorme satisfacción poder ayudar.

¿Qué esperas para sumarte?